Lavarropas industriales: Inversión aprueba de gigantes

Conocé los beneficios de contar con lavarropas industriales en tus negocios, instituciones y todos tus emprendimientos.


En el momento de planear la infraestructura de un negocio, sanatorio, institución, se pone en juego una inversión muchas veces vital: El lavado de prendas particulares y/o uniformes. Y tendemos  a dejarnos guiar hacia lo más económico que a la larga nos termina saliendo más costoso.

Las lavadoras domésticas tienen beneficios cuando se trata del consumo de una familiar regular, ya que pueden realizar alrededor de 3 lavados diarios. Pero a largo plazo, si queremos adaptarlas al consumo de una institución, nos traerán más gastos que beneficios.

Podemos citar múltiples beneficios que las diferencian de lavarropas domésticas:

Capacidad de carga

La capacidad de una lavadora doméstica se mide por los kilos de ropa mojada, mientras que en lavarropas industriales por ropa seca. Por ende, puede trabajar con mucho más peso. Por ejemplo, la colada de toda una familia en un solo lavado.

Consumo de agua

Una lavadora familiar puede consumir un alrededor de 150 litros de agua, y más aún por la cantidad de lavados que genera. Mientras, que una lavadora industrial puede disminuir unos 90 litros, ya que mientras más ropa y menos ciclos utilice, menos agua necesitará. Lo cual no solo nos beneficia económicamente, sino también a todo nuestro ambiente, una preocupación muy en auge actualmente.

Repuestos

Si una máquina de lavar doméstica requiere reparación, la dificultad para encontrar repuestos, sumadas al gasto de estos, tiende a igualar el costo de una lavarropas nueva, volviendo a la herramienta desechable y costosa. En cambio, es mucho más sencillo y económico encontrarlos para lavadoras industriales, sin contar que están diseñadas para resistir mucho más años.

Cuidado de las prendas

Por su variedad de ciclos, resistencia y capacidad, una lavarropas industrial está mucho más preparada para prendas delicadas.

Mayor rendimiento

Las maquinas de lavar industriales pueden trabajar durante horas si perder calidad ni dañarse internamente, para eso fueron diseñadas, lo que conlleva a un ahorro de agua, electricidad, detergentes y jabones, además de espacio, ya que realizan el trabajo de muchas lavadoras domésticas al mismo tiempo.

 

Sentarse a pensar en qué tipo de máquinas nos conviene más para nuestras instituciones y empresas es algo más que necesario, y debemos analizarlo a largo plazo, sin mezquinar gastos que terminan costándonos más.

También debemos considerar que estamos en épocas en que ya no es factible contar con herramientas desechables y derrochadoras de recursos. Es responsabilidad de todos el apostar a inversiones pensando a futuro.

¡Animate a solicitar un presupuesto para comenzar tu 2020 con la mejor calidad y durabilidad en lavadoras!